top of page
Buscar

"No sabes lo que QUIERES, hasta que lo PIERDES"

Quieres despertar el potencial de tu Casa Familiar, pero ¿no sabes por dónde empezar? Vente conmigo y te ayudaré a conseguirlo, ¡arrancamos!

Te doy la bienvenida a mi blog! Un lugar donde te descubriré el mundo de preservar, mantener y aprovechar el valor de las Casas con Historia. Juntos, exploraremos las oportunidades, desafíos y consejos para sacar el máximo provecho de estas joyas arquitectónicas. Prepárate para embarcarte en un viaje donde el pasado y el futuro se entrelazan en perfecta armonía.


Quizás aún no hayas descubierto que posees un diamante en bruto y que tienes en tus manos la oportunidad de pulirlo para disfrutarlo al máximo. Es comprensible que te sientas frustrado por las discusiones constantes con tus hermanos y primos sobre el destino de vuestra casa familiar, llegando incluso a perder el interés en darle el brillo que se merece. Incluso es posible que hayas tasado la propiedad para calcular su valor, y quién sabe si venderla, buscando compensar así la energía y el dinero invertidos hasta ahora.


Entiendo que la situación sea desalentadora, especialmente cuando la casa muestra signos de deterioro constante y las reparaciones se vuelven cada vez más costosas. Cada propietario tiene una visión diferente para el futuro de la propiedad, y parece imposible llegar a un acuerdo. Con el tiempo esto se convierte en un pozo sin fondo en el que se pierde tiempo y recursos.


Y Entonces llega ese día...


...en que tú y tus hermanos encontráis un comprador y cerráis el trato. Con el paso del tiempo, observas con decepción cómo el nuevo propietario reforma la casa, destruyendo por completo el porche donde solíais sentaros con vuestro abuelo a leer cuentos, todo para construir una casa más grande. Además, decide talar los árboles del maravilloso jardín donde solíais buscar los huevos de Pascua en Semana Santa, y donde jugabais al escondite en verano. Resulta desconcertante que, a pesar de su afirmación de mantener la casa tal y como estaba, haya destrozado su esencia hasta tal punto.


El refrán dice que "uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde". Si hubieras adivinado cómo el comprador transformaría tu casa, probablemente habrías buscado a otro. Sin embargo, no te equivoques, el problema no está en él, ya que tú aún no tienes una visión clara de lo que hubieras hecho con la casa. Solo sabes que NO hubieras tomado esas decisiones. Ahora ya no hay vuelta atrás, y pensar que tus abuelos estarían descontentos con esta situación tampoco va a cambiar nada.

Por suerte estás a tiempo.


Si estás aquí leyendo estas líneas es porque nada de esto ha llegado a suceder, pues aún te queda esperanza de rescatar vuestra Casa Familiar. ¿Existe una solución para prever y evitar esta situación? ¡Sí, la hay! Y no se trata de encontrar una inmobiliaria que traiga mejores compradores. La clave está en TI, en descubrir lo que tú y tus hermanos realmente queréis. El valor de tu propiedad no lo determinará (sólo) un tasador basándose en las casas que tienen los vecinos del entorno, con un uso similar al vuestro actualmente. Sino que serás TÚ quien defina su valor en función de cómo deseas aprovecharla en el futuro. Nadie mejor que tu familia conoce la historia de esta casa y por eso nadie podrá conseguir sin tu ayuda una buena evolución del edificio, respetuosa con el pasado.


No te preocupes, no estarás solo en este proceso, ya que estoy aquí para ayudarte a descubrir el potencial que tú aún no has reconocido en tu casa. Te mostraré las posibilidades reales, las más eficientes y las que te llevarán a darle no sólo una rentabilidad, sino una vida que nunca pensaste que tendría para ti y para tus sucesores. Porque después de ti, la vida sigue.


Si después de estudiar estas posibilidades decides venderla, al menos lo harás por un mejor precio, ayudando al comprador a visualizar el futuro de la propiedad. Pero sobre todo, no te quedarás con la duda de saber si hiciste todo por mantener algo que fue, durante mucho tiempo, el lugar de reunión de tu familia.


Una Casa Histórica es una responsabilidad


En resumen, poseer Patrimonio Histórico, catalogado o no, es un privilegio que requiere un esfuerzo. A través de este blog, te enseñaré el impacto de tomar decisiones informadas y alineadas con nuestros deseos y valores. Te ayudaré a evitar discusiones familiares, anteponiendo soluciones a problemas; te daré sencillos consejos de "mantenimiento" para el día a día; te daré algún truco para ahorrar en impuestos de sucesiones que, te permitirán invertir más dinero en tu propiedad. En definitiva, te abriré los ojos para guiarte ante una situación de estancamiento por la que muchos hemos pasado. Yo también he vivido estas situaciones en mi familia y por eso, y gracias a mi formación y experiencia, puedo ayudarte a verlo todo desde otra perspectiva.


Recuerda que el valor de tu propiedad no solo se mide en términos monetarios, sino en la vida y los recuerdos que puede albergar. Es hora de tomar las riendas y descubrir el verdadero potencial de tu Casa con Historia, no sólo desde un punto de vista de la arquitectura, sino integrando el conocimiento de asesores jurídicos y mediadores familiares.


¿Estás buscando formas de preservar y aprovechar al máximo el valor de tu Casa con Historia? ¿Te gustaría recibir consejos personalizados y recursos exclusivos para convertir tu propiedad en un tesoro arquitectónico? Envíame un correo electrónico con tus dudas y consultas a info@dcompte.com y te enviaré información valiosa que te ayudará a descubrir el potencial oculto de tu propiedad. ¡No te pierdas esta oportunidad única de ser parte de nuestra comunidad y transformar tu hogar en algo extraordinario!



20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page