top of page
Buscar

Ganar (mucho) dinero sin vender tu Casa Familiar

Ceder los derechos de tu propiedad, una alternativa a la venta



Venta de souvenirs artesanales Fuente: Pexels


En los últimos años vender la propiedad familiar parece ser, a ojos de muchos, la mejor alternativa frente a un reparto de herencia largo, costoso, y con muchas lágrimas derramadas. Así, poco a poco una multitud de casas antiguas, catalogadas o no, pero todas ellas con historias interesantes, están acabando en manos de personas de nacionalidad extranjera de alto poder adquisitivo, que aprovechan la oportunidad de invertir en nuestro país.


"Y cuanto más alto sea el precio de venta", piensan estas familias, "menos dolerá la pérdida", puesto que suele haber unos cuantos herederos a repartir.

Lo peor de esta absurda situación, que está llevando a estas familias a "regalar" su patrimonio a gente no local, es que es perfectamente comprensible. No queremos sufrir, pero también queremos tener aquello que nos pertenece. Si no se puede disfrutar de una herencia como cada uno querría, lo más sencillo es hacer un reparto equitativo. Y qué más equitativo que un reparto matemático de dinero.


Tan lógico es que, últimamente algunas familias, aun sabiendo que me dedico a luchar para evitar la venta de la Casa Familiar, acuden a mí por otro motivo. Porque saben que vivo y también trabajo en Suiza, donde estoy en contacto con inversores y potenciales compradores de este tipo de propiedades. La paradoja está servida.



La última pieza del puzzle: un WIN-WIN


Yo analizo su situación desde el principio, pero a menudo su decisión lleva tiempo tomada y convencerles es una tarea prácticamente imposible. Entonces les hablo de una nueva opción: ganar sin vender. No alquilando del modo tradicional, sino cediendo los derechos de su propiedad a largo plazo.


La familia se "desentiende" durante x años, o incluso décadas, de la propiedad. Un inversor, local o no, invierte una suma considerable en rehabilitarla y explotarla, actualizando su valor de mercado. Éste, a su vez, se evita hipotecarse en una compra. La familia NUNCA deja de ser propietaria. El patrimonio permanece vinculado a gente local. TODOS GANAN.

Por eso, en este artículo, exploraremos por qué ceder los derechos de propiedad puede ser una posible estrategia para maximizar tus ganancias sin sacrificar el valor sentimental de tu propiedad.



Entonces ¿cuáles son los beneficios?

  1. Ingresos pasivos y estabilidad financiera: Cediendo los derechos de explotación de tu propiedad, puedes obtener ingresos pasivos regulares. Este flujo constante de ingresos puede ofrecerte estabilidad económica a lo largo del tiempo, permitiéndote cubrir gastos personales, inversiones u otras necesidades económicas sin tener que vender la propiedad en sí. Además te permite una fuente de ingresos gradual, mientras que una venta en un momento inadecuado, puede hacer que no obtengamos el máximo beneficio. Por tanto, una operación de venta no carece de riesgo.

  2. Responsabilidad compartida de mantenimiento: Al ceder los derechos de explotación a un inversor o arrendatario, también puedes compartir la responsabilidad del mantenimiento y las reparaciones de la propiedad. Esto puede liberarte de la carga financiera y logística que conlleva mantener una propiedad antigua en buen estado. A menudo, los inversores están dispuestos a asumir estos costes para proteger su inversión. Pero, atención, estos puntos deben de estar muy bien definidos en las cláusulas del contrato.

  3. Revalorizar la propiedad a través de mejoras: Los propietarios que ceden los derechos de su Casa Familiar, a menudo querrían aumentar su valor en el mercado, pero no tienen el dinero necesario para hacerlo. Por eso es bueno dejar que otro lo haga por ellos. Esto puede incluir renovaciones, actualizaciones y mejoras significativas que no solo beneficiarán al inversor, sino que también pueden contribuir al atractivo general de la propiedad.

  4. Diversificar tus fuentes de ingresos: En lugar de depender únicamente de la propiedad para generar ganancias, puedes aprovechar los ingresos procedentes de la cesión de derechos y explorar otras oportunidades de inversión.

  5. Potencial de ganancias a largo plazo: Ceder los derechos de explotación puede aumentar significativamente el valor de la propiedad a lo largo del tiempo. Las mejoras realizadas por el inversor pueden elevar el valor de la propiedad en el mercado, lo que podría traducirse en un beneficio potencial en el futuro, ya sea a través de una eventual venta o de la continuación de la cesión de derechos.

  6. Flexibilidad en cuanto a la estructura de pago: Generalmente es posible negociar diferentes posibilidades en el acuerdo de cesión de derechos. Tanto solicitar un pago global por el período acordado, por ejemplo para 20 años, como acordar un pago mensual son condiciones que dependerán de los objetivos de ambas partes. Esto podría ser beneficioso si deseas asegurarte de recibir una cantidad fija y no depender de los pagos mensuales. Sin embargo estos puntos deben ser controlados en detalle con un asesor legal que sea local, para verificar que los términos y condiciones son equitativos y transparentes para ambas partes.


Conclusión


Ceder los derechos de tu propiedad familiar puede ser una estrategia inteligente que te permita maximizar tus ganancias sin perder la propiedad en sí y permitir que permanezca en la familia en la próximas generaciones. Pero cuidado, al considerar la cesión de derechos, evalúa todas las opciones que te aseguren disfrutar de los beneficios económicos mientras preservas el valor sentimental de casa.


Esta alternativa a la venta demuestra que, el hecho de implicar a inversores de otra nacionalidad (o no), puede traer muchos beneficios, si los objetivos son coherentes con nuestros valores. Los extranjeros no son los culpables de esta situación, pero SÍ pueden ser una posible solución.

Concluir que, pese a que esta opción parezca algo compleja, a largo plazo puede traer muchos beneficios y es por tanto una variante que se debería estudiar frente a la venta. Si tienes dudas al respecto, mis asesores o yo te podemos ayudar. Escríbeme tu caso a info@dcompte.com. Estaré encantada de escucharte.


34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page