top of page
Buscar

Mejorar la eficiencia energética de tu Casa antigua...

...y no morir en el intento


Propiedad en Baleares Fuente: Wix

Hoy vamos a hablar de un tema de actualidad. Ya sabemos que, a menudo, una Casa Familiar antigua es un tesoro arquitectónico lleno de carácter y encanto. Sin embargo, estos edificios cargados de historia suelen presentar desafíos en términos de eficiencia energética. Si bien, gracias a sus gruesos muros y técnicas de construcción locales, funcionan mejor que aquellos de la postguerra, están lejos de cumplir los estándares de confort actuales. Eso hace que prefiramos subir la calefacción al máximo, en lugar de adaptarnos con mantas y jerséis.


La buena noticia es que optimizar la eficiencia energética de tu casa antigua no solo beneficia al medio ambiente, sino que también puede facilitarte subvenciones y ahorros significativos a largo plazo.


Pero, aunque la sociedad empiece a concienciarse de lo que esto implica, todavía hay muchos términos y fases del proceso que la mayor parte de los mortales no comprenden.

Por eso, y con motivo del WEBINAR que he organizado para el próximo jueves 14 de septiembre sobre los Fondos Next Generation escribo este artículo, intentando evitar tecnicismos, e introduciendo algunos de los temas de los que hablará nuestra invitada.



¿Por dónde empezar?


Esta respuesta es muy sencilla: empieza por tus objetivos.


1. Es importante que no te embarques en una reforma, aunque sólo sea energética, por reformar. Piensa a largo plazo, puesto que si no, probablemente acabes reformando ahora y más adelante, y por lo tanto, invirtiendo dos veces innecesariamente. Esto es a su vez, poco ecológico. Y esa es la razón por la que a menudo hablo de implicar, aunque sea superficialmente, a los herederos, con el objetivo de simplificar el futuro y hacer una reforma eficiente en el tiempo.


2. Una vez tengas claras tus metas (y/o las de tus herederos) contrata a un arquitecto para estudiar el potencial arquitectónico de la propiedad y el potencial de mejora energética. Él o ella te guiará sobre cómo adaptar la casa con el mínimo esfuerzo.


Entre otras, las intervenciones más comunes para optimizarla desde el punto de vista energético consistirán en:

  • Aislar: Mediante aislamiento térmico en fachadas (bien por la cara exterior, bien por la interior), cubierta y suelo para reducir la pérdida de calor.

  • Cambiar ventanas y puertas: Reemplazar las antiguas por otras nuevas con mayor capacidad aislante.

  • Mejorar la hermeticidad del edificio: Tener una envolvente estanca al aire, al agua y a los cambios bruscos de temperatura, es el mejor modo de conseguir que un edificio envejezca bien y no dé problemas en el futuro.

  • Optimizar el consumo de agua: Implementar sistemas de gestión de agua más eficientes, como grifos y duchas de bajo flujo, así como sistemas de recolección de aguas pluviales.

  • Sistemas HVAC: Actualizar los sistemas de calefacción, aire acondicionado y ventilación por modelos más eficientes, centralizados, y, a ser posible, programables.

  • Energías Renovables: Considerar la instalación de sistemas de energía renovable, como paneles solares, sistemas de aerotermia, geotermia o biomasa, para generar energía limpia, y reducir la dependencia de fuentes de energía convencionales.

  • Iluminación: Cambiar a bombillas LED y utilizar sensores de movimiento y temporizadores para reducir el consumo eléctrico.

  • Electrodomésticos: Reemplazar los antiguos por modelos energéticamente más eficientes.

  • Monitorización: Instalar sistemas de control inteligente para gestionar eficazmente el consumo de energía, como termostatos programables, y aplicaciones de control remoto.


Para concluir, destacar que en edificios protegidos o catalogados, las exigencias por mejorar la envolvente térmica serán más leves, debiendo cumplir tan solo "los valores límite de transmitancia térmica y de permeabilidad del aire", establecidos en el Código Técnico de la Edificación o CTE. La mayor dificultad en este caso, consistirá en encontrar el equilibrio entre conservar y reformar.


3. Contacta con un consultor energético: Una vez esté detectado el potencial de optimización, un consultor podrá cuantificar con datos numéricos cómo afecta cada una de estas mejoras a tu casa en particular, y así tomar decisiones será más sencillo.


Llevar un registro detallado de todas las mejoras realizadas, así como de los costes asociados y los beneficios en términos de eficiencia energética es fundamental para solicitar las subvenciones y cumplir con los requisitos.


4. Implementa las mejoras... ¿gradualmente? Si el coste total de las mejoras es prohibitivo, siempre se pueden implementar gradualmente en un plan a largo plazo. Personalmente, si se tienen medios, no soy partidaria de ir prolongando el proceso, puesto que los costes acaban siendo más elevados. De lo que sí soy partidaria es de actuar por conceptos: es decir, intervenir primero en una casa, luego en un anexo, y luego en una posible ampliación. Es mejor adecuar cada "propiedad" de inicio a fin.



¿Por qué ahora?


Para concluir, mejorar la eficiencia energética de una casa antigua puede ser un desafío, pero es una inversión valiosa tanto para tu hogar como para el medio ambiente. Al ejecutar las mejoras de manera planificada, puedes transformar tu casa en un espacio más eficiente y sostenible sin comprometer su encanto histórico. Además, alineando tus esfuerzos con las políticas de conservación y eficiencia energética, es más probable que obtengas subvenciones, como las de los Fondos Next Generation, que te ayuden a lograr tus objetivos.


Estas medidas de financiación estarán disponibles hasta el año 2026, si no se han agotado previamente. Una de las ventajas de solicitarlas en nuestro país, es que la financiación se refiere a todo el proyecto de reforma, y no solo a los cambios por la mejora energética, como sucede en otros proyectos que desarrollo en Suiza y en Alemania. El motivo es que el MITMA, Ministerio de Transportes, Movilidad, y Agenda Urbana, quiere promover la rehabilitación del parque inmobiliario español para lograr una mejora considerable en su calidad y conservación, aspectos en los que actualmente vamos atrasados respecto a otros países de Europa.


Por eso, si quieres saber más detalles, trucos y cómo evitar ciertos errores al solicitar las subvenciones proporcionadas por los Fondos Next Generation, te invito a participar en la presentación que dará nuestra invitada Marta Martínez, coordinadora de la oficina técnica de rehabilitación en el COAC, Colegio de Arquitectos de Cataluña.


Te esperamos el JUEVES 14 DE SEPTIEMBRE a las 16 hrs. en Zoom. Estáte atento a mis redes sociales y en unos días obtendrás el link asociado.





40 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page